jueves, 30 de octubre de 2008

Presentación del libro



El nacimiento de un libro es siempre un motivo de fiesta. Sólo los autores saben el esfuerzo, las horas de trabajo, los desvelos, las lecturas, las discusiones, el tecleo en la computadora, en suma, la vida que se deja en esas páginas. Así como Marx veía detrás de una mercancía la teoría del valor, nosotros deberíamos construir una teoría de la inversión del tiempo y de la vida que se esconde detrás del libro.

El documento que hoy nos convoca es un esfuerzo colectivo. En él participamos seis autores de distintas nacionalidades. El punto de encuentro fue la Universidad Católica de Lovaina, instancia por la cual todos transitamos durante varios años. Su gestación duró más de 10 años, empezó con los primeros cursos que algunos doctorantes tomamos en dicha Universidad y vimos la necesidad de compilar una obra con traducciones y reflexiones que a menudo se quedaban en un aula de Lovaina. El proyecto sólo pudo comenzar a cristalizarse una década después aquí en México.

El objetivo del documento tuvo dos dimensiones: primero realizar una síntesis de una corriente de la sociología de la cultura que se desarrollo en Bélgica a partir de los años 70, y que hasta nuestros días sigue ofreciendo productos académicos. En segundo lugar el interés de la publicación fue presentar pedagógicamente una veta de investigación que, más allá de sus límites y aciertos, ha sabido conjugar el problema teórico con el desafío metodológico. Aquí cabe una palabra.

A menudo se suele dejar al método en un rincón de nuestras investigaciones, y se saca la tantas veces utilizada metáfora de la “caja de herramientas” pensando que todo se resuelve con decidir cuál técnica es más adecuada para lo que buscamos. Pocas veces se subraya la relación entre teoría y el método, el que no existe un método sin teoría y que no todo método se puede utilizar con cualquier teoría.

Con el problema del método, los centros de formación suelen dar mensajes contradictorios: se pide a un estudiante de maestría que utilice varios métodos a la vez, que conozca en profundidad lo cuantitativo y a lo cualitativo y que lo aplique en una investigación de unos meses. Existen pocos espacios que se tomen el tiempo para enseñar un método, uno solo, pero con el detenimiento necesario.

En este libro se habla del análisis estructural de contenido, y se pretende tender los puentes con la teoría que lo sostiene y con sus aplicaciones operativas. Se busca ofrecer una manera de analizar los datos empíricos, y que pueda ser útil para futuras investigaciones. Nada más.
Pero volviendo al trabajo que implica publicar un texto, decía que se trata de un esfuerzo siempre colectivo. Este libro no existiría sin las instituciones que lo impulsaron. Debo así agradecer a El Colegio de Michoacán que contribuyó en el nacimiento de la idea y parte de su ejecución, a Rosalba Casas y al Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM que me recibió en esta magnífica instancia de trabajo y que no dudó en apoyar la publicación. Debo subrayar lo grato que es para mí publicar un libro en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, institución que hace décadas ha venido contribuyendo al desarrollo de las ciencias sociales en México y que ha sabido articular innovación con tradición en sus distintas propuestas académicas. Un agradecimiento especial a Teresa Carbó, Raymundo Mier y Gilberto Giménez por aceptar comentar el contenido, y compartir esta noche de festejo. Gracias por haberlo leído y habernos regalado unas palabras sobre sus debilidades y aciertos, saliendo de los políticamente pertinentes elogios a la obra y los autores, y tomándose en serio la lectura. Ya se ha dicho que la mejor manera de honrar a un autor es criticándolo.

Gracias a la Casa de las Humanidades por este espacio abierto y promotor de la discusión académica. Y como decía que un libro es un motivo de celebración, que la palabra se retire y que abra paso al vino para que continúe la fiesta. Muchas gracias.

Buenas noches.

Hugo José Suárez
Octubre 2008

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Hugo José,
sympa ton site et j'ai bien hâte de lire ce livre.

à la prochaine,
christian