domingo, 13 de julio de 2008

Foto de familia

Dime con quién andas...


Abro La Jornada (México) y me encuentro con la foto que muestra a la indígena Savina Cuéllar festejando su elección como prefecta del departamento de Chuquisaca en Bolivia. Sus compañías son remarcables: Leopoldo Fernández (Exsenador del Acción Democrática Nacionalista -partido del fallecido dictador Hugo Bánzer-, ahora reconvertido militante de PODEMOS, prefecto -y dueño- de Pando); Rubén Costas (empresario derechista de Santa Cruz, perteneciente a la élite de su departamento y acusado de secesionista, prefecto de ese departamento); Ernesto Suárez (joven relevo de la nueva derecha, prefecto de PODEMOS por Beni); Mario Cossío (antiguo militante de izquierda actualmente emborrachado en los encantos del dinero de la élite chapaca, prefecto de Tarija).

La foto me recuerda a aquella en la que el Cardenal Terrazas, rodeado también por lo más selecto de la política local, promovía el "Acta de entendimiento", en el 2001. O tantas otras imágenes siempre vergonzosas.

En fin, Savina le devuelve al indígena el lugar que la élite le quiere dar: un indio domesticado que sirve de adorno, que no molesta, que acata, que obedece sin mandar. Una lástima. Una patética manera de empezar. Y un detalle final: ¿desde cuándo los indígenas brindan con copas y vino blanco -o será champagne-? ¿Acaso no tenían chicha o cerveza?

1 comentario:

Pukara dijo...

¿Por qué no utilizar los mismos conceptos de comentario (claro que cambiando algunos términos)para Evo Morales?